La Dama y el operativo cobertura

La Dama y el operativo cobertura 

Escribe: Rosendo P. Gabino

La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, La dama con rostro de tragedia, cuenta con un blindaje solo comparable al escudo misilístico norteamericano. Mimada y puesta en incubadora hasta el inicio de la campaña que la tendrá como candidata al baile del balcón 2019. La locadora de la base aérea es la única opción rentable de Cambiemos ante el lacónico tiempo que le resta al Mandela criollo. Definición, esta última, de un periodista que hace de la genuflexión un arte.
“La nueva forma de hacer política” no tiene más nombres para ofrecer. El resto del elenco apenas califica, con cierto margen de duda, como relleno en alguna película épica de mediados de los cincuenta. ¿Cuántas tomas harían repetir?

La Dama, los corsarios y los ponedores involuntarios.

Los medios  no reparan en elogios.  La describen como la mejor gobernadora de la historia. La Dama apuestó a licitar patentes de corso.  Conoce de inversiones rentables y la pone. Armó su flota.
Mientras tanto el berretaje, un culto al pensamiento soez, aplaude, se come el verso.
Los problemas solo son atribuibles  a la interminable pesada herencia  nacional y de cabotaje; la provincial.  Verdad atronadora es que su predecesor, el motonauta,  dejó la alcancía sin pozo vacante.  Este fue  el  motivo real  por el que Don Florencio, “un pleno”,  no quiso ser candidato.  Sus dichos: poesía épica clase b.
A la Dama,  los escándalos de propia factoría, le hacen proporcionalmente poco daño. El ruido generado se suaviza  por  efecto de la  inversión proactiva.
El mecanismo  blanqueador de guita negra conocido como “Los aportantes truchos” superó el grotesco.  Pocas veces una investigación periodística expuso  tan abrumadoras  pruebas.  Aquí y allá, documentos y testigos  se multiplicaron  en propios y ajenos.
Los donadores de efectivo mostraron ser de un colectivo multisectorial incalculable. Pobres y ricos se unieron con fe ciega al mundo paralelo de Cambiemos. Entre las perlitas destacadas, hay que mencionar, la extravagancia de los Candidatos opositores poniendo guita para la campaña del oficialismo. Un ejemplo mundial de civismo. Capítulo digno de haber sido parte de “las mujeres son cosas de guapos”.  Se habrán inspirado de ahí?
Ante el bochorno La Dama nunca se dijo inocente.  Solo atinó a decir que era una denuncia del partido del mal.  El silencio dominó al mejor equipo. En los despachos se escucha: Juan Amorín y la que te pa…

El elenco negro

La Dama, cuerpo y alma de  la campaña 2015, fue cabeza de un elenco de varieté.  Se  encargó  personalmente de mantener al niño Esteban con la boca cerrada. La historia lo condena como  un “capullo” que siempre la embarra.
Similar es el caso de  la señora de Mosca. Dueña de una biografía cargada de  amor, poder y denuncias tan atrapantes, que no se entiende como  Netflix aún no la descubrió. A ella, la gobernadora le enseñó el arte del rostro de la tragedia. No pasó la prueba de cámara. ¿Por qué no hablan?, ¿le comieron la lengua los ratones?
La Dama necesitaba para cerrar el paquete su propia Juana de Arco.  Buscó en los clasificados del gran diario argentino y tuvo suerte. Encontró la última disponible: Graciela, una de las Chicas Superpoderosas junto a Elisa y Margarita.
La hormiguita, en el juego del poliladron, hoy no lleva las esposas en el cinturón.  Teme  lucirlas  en sus muñecas como finas joyas de Tiffany.  Sabe que su imagen perdió pureza. Su único refugio son los estudios televisivos del CEO Don Héctor.
Ante los  micrófonos díscolos huye con la cabeza gacha y escapa con su vergüenza a cuestas.  Evita la  iglesia por miedo a que el agua bendita hierva.  Ayer heroína para el bronce. Hoy chaleco de plomo.

¿Estás en la lista?

Rosendo,  por deseo y curiosidad, buscó su nombre en la lista providencial. Para su desazón no se encontró.  Con sed de revancha examinó de nuevo. Tuvo recompensa. Encontró a dos hermanos empresarios, ambos, feligreses del cambio.
El pajarón más grande supo pagar cubierto en la mesa del fugaz exministro de Chupete De la Rúa.  El sustractor  del trece por ciento a los docentes: López Murphy.
Primero, el cronista le reprochó el poco dinero que aportaron. Tacaños.  Cómo respuesta obtuvo un: “Nosotros  no pusimos  un mango”, para después, simular cara de enojo. Todo muy poco creíble.  Como remate uno despachó: “y copiaron los vicios del peronismo”.  Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s