Libertad a los dinosaurios

Ya está, pasó. No hay que mirar para atrás. Es necesario cambiar el espejo por uno que refleje solo el porvenir. Si no lo nombramos seguro lo sepultamos para siempre. Así tal vez nunca existió. Mr. Katt pide reconciliación.